QUIENES SOMOS

Kity y Achi, dos hermanas unidas por la pasión de transformar y crear telas y lanas en ilusión. Tras varios años dedicadas a los trabajos de nuestras carreras de empresariales y aparejador y abandonadas al ser mamas, decidimos emprender un nuevo proyecto que nos permita compaginar nuestras dos pasiones, nuestros niños y el trabajo con las manos.

Hoy perdidas en el mundo de internet, que poco a poco vamos aprendiendo, trataremos de hacernos hueco en vuestras vidas, para que la marca kitachi sea una marca familiar e implique y refleje el cariño con el que hacemos cada una de nuestras prendas.

CRISTINA:

Me llamo Cristina y en mi familia todos me llaman Kity y os voy a contar mi historia acerca de la costura.

Todo se remonta a mi niñez, cuando jugaba en mi casa con mi vecina Sara a las barbies, nos encantaban esas muñecas y sus vestidos, así que con ayuda de mi madre confeccionamos distintos modelos que aún conservo y que han heredado mis hijas.

Poco a poco fui creciendo y dejando a un lado lo de la costura para estudiar Arquitectura Técnica y trabajar de ello 4 años. Me quedé en paro y la costura iba llenando mi vacío laboral y cada vez ocupaba más y más tiempo de mi día a día, así que decidí estudiar Patronaje y moda en A Coruña a la vez que tenia a mis dos preciosas niñas.

Hoy tengo dos pasiones: mis hijas y la confección tanto de ropa infantil como de cualquier accesorio infantil realizado en tela.

Confección y diseño
– Handmade with love

ARANTXA:

Yo soy Arantxa.. A mi siempre me han gustado mucho los números y el mundo empresarial.

Soy diplomada en empresariales y especializada en Recursos Humanos y asesoría Fiscal.

Nunca me planteé dedicarme a otra cosa que no fuera trabajo por cuenta ajena en una empresa y es a lo que me dedique hasta que tuve a mi primer hijo, donde abandoné mi carrera profesional, con la idea de que fuera algo temporal.  Al cabo de dos años nació mi segunda hija y me resultó imposible compatibilizar los horarios para poder acceder de nuevo al mercado laboral. 

En mis tiempos libres aprendí a hacer  muñecas de tela para mi hija, luego para mis sobrinas, amigos… que con el tiempo fui perfeccionando y descubriendo así, una nueva ilusión, una nueva motivación y algo que me apasiona hacer. Disfruto haciendo todas y cada una de las muñecas, desde el diseño de los patrones, hasta el más mínimo detalle que pueda llevar.

Cada muñeca lleva un trocito de mi, que se va  a vuestras casas para que las disfruteis.

Emprendemos de esta forma, mi hermana y yo, un nuevo proyecto que nos apasiona y nos permite conciliar la vida familiar, de la que no podemos estar mas orgullosas,  con el trabajo.

Si te ha gustado, compártelo